Arroz con verduras

Las mejores recetas de arroz con verduras

Arroz con espinacas y parmesano

Hoy vamos con un plato que es muy sencillo pero sin embargo es perfecto para comidas con amigos o familiares en las que queramos ofrecer algo más original.

Y es que en apenas 30 minutos podremos tener acabada esta combinación entre pastel y risotto que podemos utilizar como primer plato o como guarnición con cualquier carne o pescado. Las cantidades son adecuadas para 2 - 4 personas.

Arroz con espinacas y parmesano

Ingredientes:

  • Un paquete de 250g de espinaca congelada picada (debemos dejar que se descongele y después escurrirla para quitar todo el agua posible).
  • 2 tazas o 1 vaso de arroz blanco cocido
  • 1/3 taza de mantequilla derretida
  • 2 tazas de queso cheddar rallado
  • 3/4 taza de queso parmesano rallado
  • 1/4 taza de queso parmesano rallado que usaremos al final
  • 2/3 taza de queso mozzarela (opcional)
  • 1/3 taza de cebolla picada o 2 cebollas grandes picadas verdes
  • 1 diente de ajo picado
  • 3 huevos grandes
  • 3/4 taza de leche
  • sal y pimienta

Preparación:

Si no tenemos el arroz precocido, lo coceremos poniendo en una olla abundante agua, sal y un chorrito de aceite. Esperamos a que el agua hierva y agregamos el arroz, removiendo un poco con una paleta para que no se pegue.

Dejamos que cueza durante unos 20 minutos, moviendo de vez en cuando y probando para no dejarlo blando o demasiado duro. Cuando esté listo el arroz escurrimos y lo ponemos durante unos segundos debajo del grifo con agua fría para cortar la cocción.

Una vez tengamos el arroz escurrido, ponemos a precalentar el horno a 175ºC y engrasamos con aceite o mantequilla un molde para hornear.

Ahora en un bol o tazón grande agregamos los huevos y los batimos bien. Después agregamos el arroz, la mantequilla, los quesos, la cebolla, el ajo y la leche y mezclamos bien todo. Agregamos sal y pimienta al gusto.

Una vez hecho eso, ponemos nuestra mezcla dentro del molde para hornear y espolvoreamos con el 1/4 de queso parmesano que hemos apartado previamente.

Dejamos que se haga en el horno durante unos 25 minutos, vigilando para que no se queme o quede poco hecho. En los últimos 5 minutos se puede agregar un poco más de queso parmesano y mozzarella en la superficie.

Por último lo sacamos, dejamos que se enfríe un poco y lo servimos aún caliente acompañado de una carne o pescado.

Bon appétit!